Merda d’artista

“Merda d’artista”.

En mayo de 1961 la italiana artista conceptual Piero Manzoni,  llenó 30 gramos de sus propios excrementos en 90 latas resistentes al olor. Las dosis fueron numeradas individualmente de 1 a 90 y etiquetadas a varios idiomas con el nombre de Merda d´artista. Cada una de ellas se llegó a vender a la entonces actual precio del oro de 30 gramos.

Influenciada por las ideas de los Ready-mades de Marcel Duchamp, la campaña obtuvo mucha atención debido a la ruptura radical con la tradición artística y como signo evidente de degeneración y decadencia del arte moderno.

Las latas se vendieron todas y se encuentran dispersas en varias colecciones de todo el mundo. Hoy en día el valor de los excrementos de Manzoni se han revalorizado sustancialmente, en el 2007 en la antigua casa de subastas de Sotheby’s en Londres, un coleccionista privado ya llegó a pagar 124.000 € por un bote de la “Merda d’artista”.