Hmong, combatientes eternos


1_242906_1_9.jpg

Los orígenes de la etnia “hmong” se encuentran en Siberia, desde dónde hace miles de años emigraron al sur de China y el norte del Sureste asiático, fundamentalmente a Laos y Vietnam, dónde viven en la jungla en régimen de subsistencia.

En 1961, en el contexto de la guerra de Vietnam, la CIA comenzó a reclutar a los hmong como combatientes en su “guerra secreta en Laos”, en la que murieron más de 350.000 personas y, sólo entre 1965 y 1973, los aviones norteamericanos lanzaron más bombas que las que lanzaron sobre Alemania y Japón en la Segunda Guerra Mundial (muchas de esas bombas aún no han explotado y treinta años después siguen causando víctimas).

hmong1.jpg

Los hmong lucharon junto al ejército norteamericano hasta 1975, año en que finalizó la guerra y Estados Unidos se retiró de la zona, dejando a los “Hmong “abandonados frente al Gobierno comunista al que habían combatido.

Al final de la guerra, alrededor de 100.000 hmong huyeron a Estados Unidos. Uno de ellos, el general Vang Pao, que se dedicó a recolectar dinero para su pueblo, prometió acabar algún día con el Gobierno comunista. El año pasado, Vang Pao fue detenido junto aotros nueve hombres, exiliados hmong y veteranos norteamericanos, acusados de organizar una serie de ataques contra edificios del Gobierno en Vientianne, para lo que ya habían contratado a un grupo de mercenarios.

gen_vang_pao.jpg

Perseguidos por el Gobierno, muchos de ellos son ex-combatientes que, junto a sus familias, malviven como fugitivos en las más miserables condiciones, constantemente en movimiento en una jungla infestada de enfermedades, siempre a la huida del acoso del ejército laosiano.

493.jpg

En agosto de 2006, el primer ministro interino, el general Surayud Chulanont, afirmó que la presencia de los “Hmong” amenazaba con convertirse en un “problema interminable”. Un mes después, 8.000 hmong fueron encerrados en el campo de Huay Nam Khao, que se encuentra vigilado por el ejército, desde dónde es más que probable que sean enviados de vuelta a Laos, a pesar de que hay terceros países dispuestos a acogerlos.

5810429_detail550.jpg

A lo largo de 2005, grupos de civiles de la etnia Hmong, entre los que había mujeres, niños y ancianos, se entregaron a las autoridades porque no podían conseguir comida en la selva y carecían de la asistencia médica básica. Nunca se supo con claridad qué ocurrió con esas personas.

A pesar de que Kofi Annan, secretario general de la ONU, hizo una declaración pública en la que afirmó que la organización estaba dispuesta a proporcionar asistencia humanitaria a esos grupos, las autoridades no la solicitaron y a los organismos de la ONU no se les permitió el acceso a ellos.

hmong_5.jpg

Más información en el reportaje del corresponsal de Aljazeera Tony Birtley que viajó en secreto a las selvas de Laos en La tribu perdida de Laos

2 pensamientos en “Hmong, combatientes eternos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s