Lars Stroschen y su hotel del arte


a-150-221250-1102375237.jpg Lars Stroschen es un artista alemán que desde muy joven mostró su predisposición por el arte. El dibujo, la música, la construcción de sus propios muebles, e incluso la fotografía eran algunas de las disciplinas en las que se movía. Todo esto le llevó a entrar en la escuela de Bellas Artes de Berlín para especializarse en comunicación audiovisual.

Debido a los gastos que supone la música, Stroschen decidió alquilar dos cuartos de su casa y de esta manera financiar sus producciones y su estudio de música. Así comenzó lo que hoy se ha convertido en el popular Propeller Island City Lodge.

1301.jpg

A Stroschen le parecía muy aburrido alquilar los cuartos tal cual por lo que los decoró con algunas de sus creaciones. Esta iniciativa tuvo mucho éxito, sobre todo en Inglaterra gracias a la prensa. Debido a este éxito, Stroschen estaba permanentemente ocupado gestionando su pequeña pensión, por lo que decidió aumentar el negocio y de esta manera poder permitirse el contratar a un equipo de personas para trabajar en su negocio, y él recuperar el tiempo para dedicarse a su música.

gruft.jpg

Compró una pensión que se encontraba en el mismo edificio y durante cinco años desarrolló los trabajos de adaptación, a la vez que creaba cientos de objetos y obras que compondrían las habitaciones. Además de este trabajo de creación, Stroschen tuvo que conseguir que las habitaciones cumpliesen los requisitos de seguridad exigidos y convencer a las autoridades de que su proyecto era viable a pesar de lo original.

freedom.jpg

Finalmente el hotel de Lars Stroschen consta de 45 habitaciones diseñadas y decoradas de las formas más sorprendentes. Un efecto que se realza con esculturas acústicas en cada habitación. Estas esculturas o músicas están compuestas especialmente para cada ambiente.

Visita todas las habitaciones de Propelier Island City Lodge

4 pensamientos en “Lars Stroschen y su hotel del arte

  1. Estuvimos hace unos días una noche en la habitación 23 (el viernes día 22 de Agosto de 2008) y teníamos contratadas otras dos noches en la habitación 27 (días 23 y 24 de Agosto de 2008). Solo pasamos la primera noche, y por que no nos quedo mas remedio. Por fortuna pudimos cambiar de Hotel al día siguiente. La habitación 23 es lo más lamentable que he visto en toda mi vida. Ni arte ni nada que se le parezca. No nos quedaron ganas de quedarnos para conocer la habitación 27, prefiero ni imaginármela en directo, pufff que horror!!! Por supuesto no contéis con un baño DECENTE, si tenéis narices, os metéis en esa ducha ASQUEROSA que este desgraciado dice que es una ducha. Ni bidé por supuesto, vaya a ser que el niño se nos haga burgués. Pero es que ni siquiera contéis con un armario ni con una puta silla donde dejar las cosas. NADA DE NADA. Por cierto por el desagüe del engendro que el llama baño, salen bichos (imaginamos que también son parte de su obra de arte, aunque yo les mate a pisotones). Puagggg.

    ESTE TIO ES UN CUTRE SINVERGUENZA QUE SE ESTA INCHANDO A GANAR DINERO A COSTA DE LOS POBRES PRINGAOS. NO TIENE NI PUTA IDEA DE LO QUE SIGNIFICA LA PALABRA ARTE.

    ESPERO QUE NADIE CAIGA EN LA TENTACION DE ACUDIR A ESTE EDIFICIO (POR QUE DE HOTEL NO TIENE NADA) QUE ES ABSOLUTAMENTE SINIESTRO. NO ALCANZO A IMAGINAR LA CANTIDAD DE FUNCIONARIOS QUE HABRÁ COMPRADO PARA CONSEGUIR LA LICENCIA DE APERTURA PERO DESDE LUEGO NO CUMPLE LAS MÍNIMAS CONDICIONES DE HIGIENE NI DE SEGURIDAD.

    EN RESUMEN, UNA MIERDA COMO EL SOMBRERO DE UN PICAOR, QUE DECIMOS AQUI EN ESPAÑA.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s