Bonnie & Clyde, amor entre balazos


Fueron una pareja de forajidos, ladrones y criminales de Estados Unidos durante la Gran Depresión. Bonnie y Clyde captaron la atención de la prensa americana y fueron considerados como “enemigos públicos” entre 1931 y 1935.

Aunque la banda fue conocida por los robos a bancos, Clyde Barrow prefirió el robo a pequeños comercios y gasolineras. Aunque la gente creyó que Bonnie era la líder de la banda, el rol de Bonnie Parker sigue siendo materia de estudio y controversia.

Hay numerosas historias de cómo se conocieron Bonnie Parker y Clyde Barrow. La más creíble es la que dice que se conocieron en enero de 1930 en la casa de unos amigos comunes. Bonnie se ausentó de su trabajo de camarera para acompañar a una amiga que se había roto un brazo, que recibió la visita de Clyde Barrow. Al charlar un poco, ellos se reconocieron mutuamente como personas amantes de las armas de fuego y de los coches rápidos.

Entre 1932 y 1934, la banda de Barrow realizó unas cuantas fechorías raptando a hombres de la ley o atracando establecimientos, normalmente lejos de su hogar y para conseguir el dinero que les permitiera volver a casa. Normalmente, la banda de Barrow no disparaba a nadie, siempre que tuvieran una vía de escape. De todas maneras, se contabilizan diez víctimas, todas a cargo de Clyde.

Un ciudadano responsable acabó por denunciar en la Missouri State Highway Patrol a ese extraño grupo de inquilinos que se hospedaban en los apartamentos. A las 16 horas del 13 de abril de 1933, el sargento G. B. Kahler, de la MSHP, dirigió una redada. Los coches de policía bloquearon las salidas de los coches. Aunque cogidos por sorpresa, la banda respondió con rapidez y consiguieron matar a dos policías antes de poder huir.

Con las prisas se dejaron la mayoría de sus posesiones en el apartamento donde se cobijaron, incluyendo la cámara con las que habían hecho las fotos que ya formarían parte de la leyenda. Estas fotos fueron difundidas por todo el estado. A partir de ese momentos, Bonnie y Clyde tuvieron que utilizar sombreros y abrigos para ocultar su identidad.

Conocidos por todo el país, tuvieron varias emboscadas sin éxito alguno por parte de las autoridades, debido a la cantidad de denuncias de los ciudadanos dada la fama obtenida en la época.

Bonnie y Clyde fueron asesinados el 23 de mayo de 1934, en una carretera secundaria cerca de BienvilleParish (Louisiana). Murieron a causa de una emboscada de cuatro oficiales de policía de Texas y dos de Louisiana. El grupo estaba liderado por Hamer que empezó el seguimiento de la pareja de asesinos el 10 defebrero de 1934.

Hamer estudió los movimientos de Bonnie y Clyde y descubrió que realizaban un recorrido entre cinco estados y que actuaban cerca de las fronteras de los estados para escapar de un lado a otro. Bonnie y Clyde eran los maestros de la huidas entre estados antes de la creación del FBI. Desgraciadamente para ellos, la experiencia en la caza de Hamer le permitió descubrir lo que iban a hacer.

Hasta que aproximadamente a las nueve de la mañana del 23 de mayo los policías, se escondieron entre los arbustos y se prepararon para disparar cuando escucharon la llegada del Ford V8 robado por Clyde acercándose. El informe policial escribió que Clyde se paró a hablar con el padre de Henry Methvinr — que plantó su camión esa mañana para distraer a Clyde y forzarlo a estar más cerca de los policías emboscados los hombres de la ley abrieron fuego, acribillando a balazos a Bonnie y Clyde. Según el levantamiento de los cadáveres, el coche contaba con un total de 167 agujeros de bala.

Los oficiales tuvieron órdenes específicas de vaciar los cargadores de sus rifles y de sus pistolas. Según las declaraciones de Ted Hinton y Bob Alcorn: “Cada uno de nosotros tenía una pistola, una ametralladora y un rifle automático. Abrimos fuego con las automáticas. Se vaciaron antes de que el coche llegara a nosotros. Entonces usamos las ametralladoras. Había humo en el coche, y parecía que se iba a incendiar. Después de vaciar las ametralladoras, vaciamos las pistolas en el coche, que pasó por delante de nosotros y rodó 50 yardas por la carretera. Continuamos disparando incluso después de que el coche se parase. No teníamos otra alternativa.

Tal y como pasó con Jack el Destripador, se puede considerar a Bonnie y Clyde como los primeros criminales famosos de la era moderna y su leyenda será perdurable en el tiempo al igual que el inmenso “amor entre balazos” que se predestinaban uno sobre el otro.

Muy buenas imágenes y información en Texas Hideout

Vídeo del acribillamiento de Bonnie y Clyde:

10 pensamientos en “Bonnie & Clyde, amor entre balazos

  1. ¡Cómo dejaron el coche!
    También creo recordar que había alguna leyenda relacionada con algún problema sexual de él o de la pareja… no recuerdo.

  2. Hola Josete!! Me ha gustado mucho este post, este es un tema que siempre ma ha dado curiosidad.
    La documentación gráfica que nos aportas es fantástica, de una calidad excelente.

    Mis felicitaciones.

    Un saludito, Mdss

  3. Me gustó mucho la historia. Algo muy parecido a lo que ocurre aquí en México, muchos balazos pero sin amor.😦

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s