Tres historias para tres iluminados faros


El extravagante faro de Bullock´s Point, estaba situado en el tortuoso y estrecho canal del Río de la Providencia. Este alocado río de mareas situado en Rode Island, fluye alrededor de 13 kilómetros bajo la confluencia de dos grandes ríos, el Woonasquatucket y el Moshassuck.

bullock_point

El faro de Bullock´s obtuvo su nombre de Richard Bullock´s, un granjero que se estableció en la zona Point, allá por 1666. Una zona situada justo hacia el sur, en la boca del río de la Providencia, un lugar rodeado de bancos que resultó traicionero para el creciente tráfico marítimo del puerto de la ciudad de la Providencia.

Con un intento de mejorar la situación,  el 3 de marzo de 1871 el congreso de los Estados Unidos asignó 42.000 dólares para construir el faro en el fatídico punto. Un estilo Segundo Imperio, muy similar a varios faros construidos en el periodo. En ellos predominan materiales como piedra y granito. El 4 de noviembre de 1872 fue iluminado por primera vez.

Pronto se consideró disponer de un cuidador a tiempo completo en la vida del buen punto de luz. El primer poseedor fue Jospeh Bowes, un lugareño que asistía un pequeño faro más al sur. En un principio realizaba el mantenimiento en ambos faros, pero el desplazamiento era lento y a veces peligroso. Dejar uno de los faros completamente sólo durante días resultaba temerario, existía un aumento de navegación, fruto de la confianza otorgada por el faro.

1

Con un crédito adicional de 15.000 dólares, el 23 de junio de 1874 se construyó un nuevo faro combinado  y vivienda.

bullock_pt_a

En primer lugar el muelle original se amplió. Tratando de ser diferente a cualquier otro faro de Nueva Inglaterra,  en su centro se construyó una hermosa casa victoriana, sentada sobre un muelle rectangular de granito. En lo alto de su tejado, su potente luz roja que advirtiera a los navegantes de los peligros de las aguas.  !!o quizás el extravagante faro Bullock´s Point!!.

BULL4

Sala de combustible, sala de guardia en la segunda planta, espaciosas  habitaciones con vistas, cocina y comedor. Incluso una enorme cisterna para la recogida de agua de lluvia. Un lujoso habitáculo para el  poseedor y su familia.

BULL6

Durante años, muchas fueron las familias que prestaron sus servicios al Bullock´s Point, y muchas son las historias que se desprenden de cada uno de ellos.

BULL5 SABN01

El huracán del 21 de septiembre de 1938, considerado la mayor tormenta del siglo XX en el sur de Nueva Inglaterra, acabó con la historia de este pomposo faro de Bullock´s Point.

Más información en Wikipedia y en Sabin History

Más fotos y historia de sus ocupantes en Lingthouse

180px-Pharos_of_Alexandria1

Antes de que existieran los modernos sistemas de navegación por satélite, estos monumentos marinos ya eran utilizados por los romanos. A la entrada a los puertos solía haber altas torres que servían de faro, imitando al célebre faro de Alejandría, eregido por Ptolomeo II.

Un faro es un hito, puede ser transformado en cualquier cosa. Incluso algo más increíble como ser alejado de una posible caída de los acantilados.

belletoutesunsetsm

El faro Toute Belle, anclado en las costas de Beachy Head al sur de Inglaterra, fue adquirido por la familia Roberts en diciembre de 1996. Alrededor de 200.000 libras esterlinas costó el faro que se alza unos 15 metros al borde del acantilado.

_298666_move300

En los últimos años, la erosión ha ido comiendo más rápido de lo que se temía, llegando a peligrar enormemente la estructura. El faro fue desplazado por cuatro grandes gatos hidráulicos de acero a lo largo de cuatro vigas de hormigón rematado, lubricadas con grasa en el bombeo a presión.

_298666_light150 _298666_roberts150

Después de su feliz desplazamiento, Mark Roberts junto con su esposa e hijos, continúan viviendo en el faro Toute Belle, compartido con una tienda de té y algún que otro programa de la BBC.

Más información en BBC news

Más fotos y historia en Belle Toute Lighthouse

Construyendo una elegante casa victoriana en el faro, moviendo el faro, y como no, construyendo un faro en una roca de 15 metros de ancho por 65 metros de largo.

rockofageslighthouse-IsleRoyale-rf-pg

El faro Rock of Ages, la roca de las edades, se encuentra en el extremo occidental de la Isla Royale. En la última década del siglo XIX fue un impedimento para la seguridad de la navegación en el gran Lago Superior de Norteamérica.

Con el fin de apoyar esta difícil obra de construcción en alta mar, se estableció una estación base en el puerto de Washington. La construcción del faro en la roca se inició con una pequeña tripulación de canteros donde se dedicó a la voladura de una sección plana en el extremo oeste de la roca.

rockofages05

Con la preparación del sitio, un muelle circular con paredes de grandes placas de acero remachadas, se alzó unos 16 metros de altura. Con la finalización de los muros de muelle, una robusta plataforma de madera fue construida para servir como plataforma de trabajo de la tripulación.

rockofages06

Con la superficie del muelle completo, y por tanto capaz de servir como plataforma, la construcción y la tripulación fue capaz de vivir en la roca hasta completar el tiempo de su finalización.

rockofages08

Debido a una insuficiencia de fondos la construcción sufrió varios parones. A principios de 1909 se reanudaron los trabajos hasta ser acabados entre julio y agosto de ese mismo año. Al final, una torre de ocho pisos de altura, que ofrece relativamente amplias y confortables habitaciones como complemento de los cuatro guardianes asignados a la estación.

rockofages09

La vida del faro en la Roca de las Edades se asentó en una rutina regular. Un calendario de rotación se estableció a través del cual uno de los cuatro guardianes disponía de una semana de vacaciones al mes.

1930 vio la electrificación de la estación, mediante la instalación de generadores eléctricos alimentados con motores Diesel, lo que obligó a los internos a familiarizarse rápidamente con la electrónica; probablemente una fuente de problema frecuente en aquella época.

1

Curiosamente el 28 de mayo de 1933 y debido a una densa niebla, el buque de pasaje George Cox M., colisionó contra el arrecife. El barco realizaba su viaje inaugural de Chicago a Port Arthur con parada en Houghton. Soldensky Whipple uno de los guardianes junto con sus compañeros, consiguieron rescatar 125 miembros de la tripulación del Cox; con todos ellos se vieron obligados a pasar la noche hacinados en los alrededores del faro, muchos de ellos, sentados en la escalera en espiral.

En la actualidad la Roca de las Edades completamente automatizada, forma parte del Parque de la Isla Royale, todavía sigue como una ayuda para la navegación.

Más información en Wikipedia y en Terry Pepper

Interesante colección de fotos en Hal Digital Collections

Si todavía te quedan ganas de más historias de faros puedes leer también:

El imponente faro de la yegua

El purgatorio de Tevennec

Iluminando al terrible Tilly

También la interesante entrada del gran Cabovolo El faro de Bell Rock

12 pensamientos en “Tres historias para tres iluminados faros

  1. Verdaderas mansiones. Aunque no se si me gustaría mucho vivir en ellas, es que yo, aunque me gusta la costa, soy más bien de montaña.

  2. Pues yo me quedaria unos dias, asi me “acongojase” (por no decir otra cosa jajajaja) de miedo, sería como ralizar un sueño.

    Una entrada para disfrutar Josete, bravo 🙂

  3. He conocido el faro de Lastres y aunque este esta en tierra no me importaria vivir en un sitio asi. Interesantes historias. Un saludo.

  4. Una profesión muy bucólica la de farero, pero había que echarle “reaños” para dedicarse a ella…

    Yo, como animal de tierra firme que soy, me apuntaría de farero del que hay en el Monte Igueldo, en San Sebastián, y de paso, me pondría “morao” a pintxos en el casco viejo de vez en cuando -ufff, es que me está entrando apetito y se me han venido a la cabeza-.

    Un abrazo,

  5. Pingback: FAROS « LCMAG

  6. Josete: me gustó mucho esta entrada, te imaginas que siendo Cuba una isla, hay numerosos faros y siempre he seguido esas historias, además, mi esposo es guía de turismo y se sabe la vida de todos. Me dice que en la Isla de la Juventud (posible isla del tesoro de Stevenson-te dejo esa tarea) está el que se conoce como faro más alto de América Latina y tiene el sonoro nombre de Carapachibey… a mí me encanta, claro que el más famoso es el del Castillo de los Tres Reyes del Morro, que es el que identifica a La Habana, por estar a la entrada de su bahía, es majestuoso y bello…¿vienes a verlos?
    Estos que hoy trajiste están espectaculares. Bella entrada.
    Un saludo,
    AD (Mi Librería)

  7. Que interesante Adelita, he estado buscando sobre la isla de la juventud y parece prometedora la historia..
    Muchas gracias y por supuesto que voy a ir a verlos.

  8. Estoy segura de que cada faro tiene una historia particular, son lugares apartados, especiales. Un besito, pronto volveré a viajar contigo en el espacio y en el tiempo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s