El hoax petrificado de Mark Twain


Cuando en el otoño de 1862, Samuel Clemens llegó para su primer día de trabajo como reportero novato de la Empresa Territorial de Virginia, fue recibido por el veterano periodista Dan DeQuille. Sus primeras valiosas palabras de asesoramiento fueron…“ Conozca los hechos en primer lugar y entonces usted podrá falsear en cierta medida lo que le guste“.  El joven periodista tomó el consejo de corazon….

El joven Samuel Clemens, más tarde conocido como Mark Twain había llegado a Nevada en 1861 con la esperanza de hacer fortuna como minero, pero habiendo fracasado en el intento, decidió aceptar el trabajo en el periodico local de Virginia en el cual editó numerosos artículos, cubriendo asuntos locales.

El joven periodista novato, decidió seguir el consejo al pie de la letra, después de todo Dan DeQuille era una persona muy respetada, sus escritos fueron impresos en numerosas publicaciones de todo el país y parte del extranjero.

Unos meses más tarde bajo su nombre y pluma redactó este curioso suceso…

Un hombre petrificado fue encontrado hace algún tiempo en las montañas al sur de Grava Ford. Cada miembro y características de la momia de piedra se encuentran en perfecto estado, exceptuando la pierna izquierda, que da evidencias de ser una pata de palo de su propietario. Por cierto se sabe que llegó a su fin hace alrededor de un siglo gracias a una sabana que se ha encontrado del difunto.

El cuerpo estaba en una posición sentada en actitud de pensativo, el pulgar derecho apoyado en el lado de la nariz, el dedo pulgar izquierdo apoyado en la barbilla, y el dedo índice presionando la esquina interna del ojo izquierdo, el ojo derecho cerrado y los dedos de la mano derecha extendidos en separación.

Este extraño fenómeno de la naturaleza  ha creado una profunda sensación en los alrededores, a petición del juez Sewell de la ciudad de Humboldt se ha procedido al lugar para realizar una investigación sobre el cuerpo. El veredicto del jurado fue, que la muerte le sobrevino por exposición prolongada, la gente del barrio se ofreció para enterrar al pobre desgraciado, y fueron muchos los ansiosos por hacerlo, pero se descubrió que al intentar cogerlo el agua que había goteado sobre él durante años, en una peña rocosa más arriba, había cursado sobre su espalda, un sedimento calcáreo que ha producido la virtud de dejarlo pegado a la roca madre sobre la cual estaba sentado. Como un diamante en el cemento.

El Juez Sewell no permitió a los ciudadanos de caridad extraer el cuerpo, la opinión expresada en su honor sería poco menos que sacrilegio, es inminentemente justo y apropiado. Todo el mundo va a ver el hombre de piedra, nada menos que trescientas personas han visitado a la criatura, que por cierto ha endurecido en las últimas cinco o seis semanas.

Era una pequeña noticia tan fascinante que pronto se agotaron los impresos locales, el único problema era, es que nada del artículo era cierto

Durante meses el engaño continuó extendiéndose, apareciendo numerosas veces en el periódico local, haciéndose incluso eco en numerosos diarios de todo el mundo. Twain admitió más tarde que él estaba sorprendido de la cantidad de gente que se dejó engañar por su historia. Era su primer intento considerado por él como una cadena de absurdos acontecimientos, pero una vez que se dio cuenta de lo bien que había salido su engaño..admitió sentir “una satisfacción secreta calmante“.

La intención del escrito según Twain era doble, en primer lugar burlarse de las historias de petrificación que estaban tan de moda en ese momento,…y su segundo motivo, sacar de sus casillas un nuevo político local, el juez de instrucción y de paz de la ciudad de Humboldt.

Twain señaló que el artículo del Hombre Petrificado incluía una pista bien visible que, para los lectores de cuidado, lo habrían identificado inmediatamente como una farsa. “Tenga en cuenta que la posición de las manos del hombre petrificado, están dispuestas en un gesto de burla“.

Esa motivación para la travesura del engaño, le hizo repetir meses más tarde otro artículo aterrador de un hombre que asesina a su familia y luego se suicida, menudo hoax sangriento.Este tema provocó un poco de indignación, sobre todo cuando los lectores señalaron que el presunto parricida, un tal Hopkinses seguía caminando sano y feliz,…en este caso Twain tuvo que publicar un artículo de seguimiento al día siguiente con este titular, “Le doy a todo la vuelta“, algunos periódicos indignados amenazaron con cortar relaciones con la empresa,…aunque como predijo DeQuille, pronto la tormenta amainó, y de nuevo el increíble Mark Twain les tomó el pelo a todos…

Toda la información de Territorial Interprise, y del Museo del Hoax

Si te gustan las historias de Mark Twain no te puedes perder Salta, salta, saltarina

Una de las pocas imágenes del gran Mark Twain grabado por Thomas Edison

11 pensamientos en “El hoax petrificado de Mark Twain

  1. Pingback: El hoax petrificado de Mark Twain

  2. Al bueno de Twain se lo estarían rifando estos días todos los periódicos amarillistas que tenemos la desgracia de padecer aquí.

    No conocía el enlace a salta salta..gracias por la recomendación, he dado una vuelta y se que pasaré mucho tempo ahí.

    Salu2

  3. Esto me suena a todas esas “noticias” de pacotilla que suenan una y otra vez en programas basura y que la gente traga con la mas absoluta facilidad. Parece mentira…

    Biquiños

  4. Muy bueno.
    Seguro que las demás editoriales de prensa se tiraron de los pelos por no ir a corroborarlo.

  5. Que bueno!!
    Y con lo que me gusta Mark Twain…
    Mira tú de dónde salieron los “montajes” de hoy en día… jejeje
    Siempre me encanta leerte, Josete!

  6. Me ha recordado mucho al ataque marciano radiado por Orson Welles…
    Me parece que provocar es una necesidad para genios tan creativos ¿no?
    Saludos Josete majete 😉

  7. Pingback: Mark Twain « Asíncronos

  8. Ey, la historia está muy bien, pero el post ya sólo vale la pena por ver a Mark Twain en imagen real, a no ser que sea otro hoax, claro 😉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s