Cazadores de persistencia


La reserva de caza del Kalahari central está situada en la frontera de Bostwana y Namibia, y es el hogar de los últimos indígenas de Sudáfrica, los Bosquimanos.

Muchos de estos grupos fueron obligados a abandonar sus tierras ancestrales en el Parque Nacional Kalahari Gemsbok, para dar paso a la extracción de diamantes, dejando en peligro un estilo de vida tradicional nómada de cazadores y recolectores. A pesar que en el 2006 los Bosquimanos ganaron una histórica sentencia en contra del gobierno de Bostwana que les permitía regresar a sus tierras, han preferido quedarse en los asentamientos que rodean al parque.    Sin acceso directo al agua y sin el atractivo que representaba sus tierras ancestrales, los bosquimanos han tenido que adaptarse para convertirse en cazadores de persistencia en una de las reservas más grandes de Sudáfrica.

 

Durante una cacería de persistencia a un kudu o a un antílope, no se le tira lanzas desde la distancia, un cometido casi imposible dada la agilidad y rapidez de unos cornamentados animales que pueden dar saltos hasta de 2 metros de altura, y eso los Bosquimanos lo saben muy bien.

La primera regla de los cazadores del Kalahari central, es partir en busca de su preciado sustento en las horas más calurosas del mediodía. Dependiendo de las condiciones especificas, el cazador perseguirá al elegido antílope durante 5 horas o más en un recorrido aproximado de unos 25 kilómetros. En su trayecto le acompaña un sol de justicia y unas temperaturas superiores a los 40 grados.

En un primer momento el kudu es ahuyentado. Y es cuando comienza la velocidad del cazador, que imprime un ritmo de seguimiento y localización antes de que el animal tenga el suficiente tiempo de descansar en alguna sombra.

Imposible de esconderse ante la eficacia de los prehistóricos cazadores, el kudu es localizado y ahuyentado en numerosas ocasiones hasta que el agotamiento le impide seguir huyendo…

Es entonces cuando el cazador a quemarropa mata con una lanza el extenuado animal.

La terrible idea de tener que correr decenas de kilómetros para conseguir un trozo de carne, puede resultar demoledor,  pero aunque parezca increíble esta ritualización, es lo único que necesitan para su supervivencia estos superhombres de las calurosas sabanas de Kalahari.

La persistencia y la caza se cree que ha sido una de las formas más tempranas de los seres humanos, que evolucionó hace 2 millones de años.

“Así es como cazaban los hombres antes de que tuvieran armas“.

Por cierto, al norte de México hay una pequeña población de indigenas llamados Rarámuri (corredores de a pie), que son famosos por recorrer largas distancias,… eso si con el ganado, no tras él.

Más información en Life, en Current en Wikipedia , y en Louis Liebenberg

Hablando de Bosquimanos, igual te puede gustar la asombrosa historia de Tippi Degré, la hija de la selva o quizás Umoja, donde las mujeres mandan

Estupendo reportaje narrado por David Attenborough, (premio Principe de Asturias 2009), son 7 minutos para no perdérselos

12 pensamientos en “Cazadores de persistencia

  1. Ganarás el pan con el sudor de tu frente, pero ni viendo ni contándomelo tu puedo creerlo, va contra la lógica, por mucho que se canse el antílope corre mucho mas y le debería dar tiempo a tomar unas cañas antes de que el cazador llegara

    Quizás si entendiera las explicaciones de David Attenborough lo entendería porque las tuyas, por una vez no me resuelven el enigma.

    Un abrazo.

  2. Eso es cazar, sí señor. No entiendo lo de matar a un bicho con rifles y miras telescópicas, no comprendo la satisfacción que se puede obtener. Debe ser que no soy cazador, claro. Saludos,

  3. resulta paradójico pero es posible que haya diferencias en el metabolismo entre ambas especies que provoca una resistencia diferente a largo plazo.

    Algo así le pasa a los peces, son capaces de desarrollar un gran esfuerzo de modo instantáneo para “sprintar” pero acumulan (creo) ácido láctico en los músculos que acaba por inmovilizarlos hasta que este es de nuevo metabolizado. Por eso los pescadores deben aguantar un poco los esfuerzo del pez (dandole carrete) para después capturarlos casi inmóviles.

    No se si tiene que ver ahora voy a que me lo cuente Sir. Attenborough.

  4. Eulogio tu no ves que los antilopes no toman cañas???

    aaissss que cabeza!!!

    Habia visto algun documental, es impresionante, pero no te imaginas lo que me hubiera gustado que la primera foto fuese mia…

    🙂

    Biquiños

  5. Jejeje, Logio el planeta es asombroso y hay algunas cosas que pueden parecer increíbles, pero todo tiene su lógica 💡
    Existen datos de que correr sobre dos pies es mucho más eficiente a largas distancias que sobre cuatro, esto provoca incluso que el sistema de sudoración humana sea mucho más enérgico y eficiente que el del kudu,…además el cornamentado pesa 300 kilos para arriba y sus principales características son agilidad pero poco, muy poco aguante..y sobre todo con calor 😆
    No creo que se les ocurra perseguir una gacela.

  6. Pingback: Cazadores de persistencia | Jonéame

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s