Los hombres con los rostros rotos


En medio de los horrores de la Primera Guerra Mundial, los cañones de gran calibre de la guerra de artillería, con su poder para atomizar órganos en fragmentos irrecuperables,  junto con la lluvia mortal de metralla, estaban cambiando Europa para siempre, mientras se cobraba la vida de 8 millones de sus combatientes e hiriendo a otros 21 millones más.

Dentro de ese terrible escenario, un cuerpo de artistas y escultores trajo la esperanza para los soldados desfigurados en las trincheras, que desesperados de la improvisación a cargo de la Gran Guerra, habían sido agotadas todas las estrategias convencionales de tratamiento de los traumas del cuerpo, mente y alma….Fueron los hombres con los rostros rotos.

La propia naturaleza de la guerra de trincheras, resultó diabólicamente propicia para producir innumerables lesiones en la cara,  casi por regla general, la cabeza fue el punto más vulnerable para la lluvia de las ametralladoras enemigas. La cirugía plástica que busca restaurar la función y forma a deformidades fue, al principio de la guerra, burdamente practicada con poca atención real dada a la estética, los resultados eran extremadamente horrorosos.

Autoretrato.

Fue entonces cuando a finales de 1917 en París, una artista de las bellas artes llamada Anna Coleman Ladd fundó la Cruz Roja Americana Estudio para Retrato-Máscaras, para proporcionar productos cosméticos para ser usados por hombres que habían sido desfigurados en la Primera Guerra Mundial. Unos servicios que le valieron sendos honores como la medalla a la Legión de Honor y Caballero de Crois de la Orden de San Sava de Serbia. Ladd nacida en Boston, se convirtió en uno de los escultores más prolíficos de la ciudad, la creación de piezas de fuentes, bustos, monumentos conmemorativos y relieves, además de autora de dos novelas, le otorgaron un estatus de artista privilegiada.

Aunque las máscaras eran incómodas y poco populares, las prótesis faciales se produjeron en parte por la necesidad económica, además de necesarias para mantenerse por sí mismos con fuerza, como parte aceptable de la sociedad,..dentro de la medida de lo posible.

El estudio en París solo produjo 220 máscaras entre 1918 y 1919 y muchas de éllas pequeñas porciones de la cara como nariz o los ojos. Las máscaras eran de cobre, así que tuvieron que pintarse para que coincidiera con el color del rostro del usuario. Esto indica la experiencia de Ladd en la pintura de una manera fina y delicada.

Para las operaciones de restauración se tomaban vaciados de yeso del rostro, una prueba sofocante de la que la arcilla y la plastilina  fueron la base de todos los retratos posteriores. La propia máscara sería de cobre galvanizado de 1/32 pulgadas de espesor. Detalles como las cejas, las pestañas y bigotes estaban hechas de pelo de verdad.

Dependiendo de si abarcaba toda la cara, como casi ocurría a menudo, el peso de la máscara oscilaba entre 115 y 250 gramos dependiendo de la cuantía de la zona. Cuando la falta era alguna de las orejas, o tal vez la nariz u ojos, el peso era infinitamente menor y relativamente cómodo de llevar.

Tampoco las máscaras eran capaces de restaurar las funciones perdidas de la cara, como la capacidad de masticar o tragar, además de una única y sola expresión,…quizás hoy en día sería una atrocidad,..pero en su tiempo, los desfigurados veteranos de guerra consiguieron por lo menos, sentirse mejor. Numerosas cartas de los soldados y sus familias fueron remitidas a la señora Ladd en agradecimiento,..“Gracias a usted, voy a tener una casa, la mujer que amo ya no me encuentra repulsivo“, “Mis hijos ya no huyen aterrorizados al ver a su padre sin expresión“, entre otras.

El mayor reto artístico estaba en la pintura del color de la piel, después de utilizar pintura de aceite, acabó por decidirse por utilizar un esmalte duro que se podía lavar, además de tener un acabado mate tipo carne,..un trabajo que solía realizar mientras el hombre la llevaba puesta, a fin de satisfacer lo más posible su propia coloración.

Hoy en día, las únicas imágenes de estos hombres en sus máscaras vienen de blanco y negro, con su falta de perdón de color y movimiento. Esto hace que sea imposible juzgar el cierto efecto que pudiera producir los tonos de la piel en diferentes días de luz…Casi mejor no saberlo y quizás pensar el bien psicológico que le produjo en su momento.

Mucha más información y fotos en Smithsonian aquí y aquí, también en America miniatures y en el Portavoz

Si te gustan las historias de retos de alocados artistas, igual te puede gustar James Turrell, el artista de la luz o quizás El futurista proyecto Venus

Vídeo con música de fondo de Igorr Moelleux que quizás le dá un toque tétrico, pero muy interesante la filmación en 1918, no te lo pierdas… Los hombres con los rostros rotos

19 pensamientos en “Los hombres con los rostros rotos

  1. La primera vez sólo pude leerlo y no ver el vídeo… pero ahora que tengo tiempo para ver el vídeo tengo que decir que estoy aún más impresionado si cabe.

    Impresionante artículo Josete.

  2. Pingback: Top Posts — WordPress.com

  3. Vi hace años un documental sobre cirugía reconstructiva de la 2º guerra mundial, no consigo recordar su nombre.

    Tenían el rostro destrozado, deforme y en ese hospital experimental tomaban carne de los gluteos o incluso de la pared del estómago y se lo reimplantaban en la cara. Tenían que darle riego sanguíneo por lo que estaba no solo en el rostro sino una tira bastante larga hasta el brazo, que lo tenían todos con unos cordeles agarrados cerca del mentón.
    Eran escenas grotescas sinceramente, personas sin cara, sin mandíbula, sin ojos…

    El pueblo cercano al principio se horrorizaba con la presencia de los soldados, que cuando casi estaban curados los dejaban acercarse, después se acostumbraron.

    Los veteranos completos bajaron en un barco con las banderita, los heridos los escondieron. Igual que ahora con los marines de Irak, aislados como frikis y monstruos.

    Razonamiento de injusticias por la guerra que justifica el hombre, siendo indignas todas:

    La 2ºGM fue como la primera, por poder y por dinero y había que vender a los ganadores como heroes para justificar la pérdida. La 1º guerra mundial se ve claramente la tiranía de los imperios, lo que no dicen de la 2ºGM es que mientras los alemanes hacían un genocidio de Judios y minorías étnicas, homosexuales y disminuidos psíquicos, los ingleses, franceses, americanos y comunistas hacían exactamente lo mismo en las colonias, tan estandarizado y sistemático como los Nazis, que vieron en Nuremberg la oportunidad de preparar su defensa alegando que los aliados habían hecho exactamente lo mismo y en mayor cantidad. Poco importaba, los ganadores son los buenos.

    Las dos guerras mundiales fueron brutales, aunque muchas son cercanas y con esta experiencia. En el congo puedes caminar por ciudades de personas de rostro roto, ir caminando y ver seres deformes sin brazos, piernas, y caras destrozadas.

    La única moraleja de esta historia es que no hay moraleja.
    Lo países volverán a llamar al patriotismo y los necios acudirán, convertirán ciudadanos en asesinos, violadores, ladrones en países extranjeros, por la patria.

    Cuando veáis a un veterano de guerra miradlo a la cara. Ha matado a hombres, ha violado y ha robado. Siempre se ha cumplido esta norma y que no te engañen.

  4. ¿quién ha escogido la música de fondo??? A ese personaje le tendrían que reconstruir los oídos. El video merece la pena,sin duda. Gracias a estas personas, otras muchas pudieron salir a la calle sin el temor de que 1500 ojos les miraran horrorizados y, sobre todo, como dicen en la noticia, sin que su propia familia le rechazara.

  5. Hola. Es la primera vez que visito este blog y he quedado impresionada. La capacidad destructora del hombre alcanza su máxima expresión en las guerras. Por suerte, también existen quienes desean paliar tantos horrores.

  6. Pingback: Los hombres con los rostros rotos « Realidad Alternativa

  7. Hacía tiempo que no me impresionaba tanto una entrada, muy currada. El vídeo es esclarecedor de cómo iban adaptando las prótesis a los usuarios y hasta se ve la felicidad de los mismos. Increíble.

  8. Tendria que ser incomodisimo llevar eso puesto, pero claro no era como para ponerle peros cuando cada vez que se veian al espejo sin esas piezas sentian nuevamente el dolor.

    Bicos 🙂

  9. Buenas noches..

    Estremecedora la historia que hoy nos traes, si te digo la verdad, el vídeo aunque comencé a verlo, lo he tenido que dejar, la música algo atronadora y martilleante.

    Si puedo vendré mañana a verlo, pero me tengo que hacer a la idea, creo que aun tengo en la retina el accidente de motos de ayer y cualquier cosa me horroriza y conmueve..

    Un gran besote de lindos sueños

  10. No era ese el tiempo de criticar si era incómodo o no llevarlas, sino más bien el bien estético y psicológico que llegó a hacer.

    Interesante historia, como de costumbre.

  11. Pretty good post. I just stumbled upon your blog and wanted to say that I have really enjoyed reading your blog posts. Anyway I’ll be subscribing to your feed and I hope you post again soon.

  12. Pingback: Club talleres de lectura Lalin

  13. Reblogueó esto en Revista Historia para todosy comentado:
    Hace poco leí esta nota y me pareció muy interesante de compartir. El papel de los cirujanos estéticos luego de la primera guerra, la gran guerra, la conflagración que gran parte de los historiadores colocan como el parteaguas del mundo contemporáneo, entre otras cosas, por el cambio de los imaginarios y mentalidades que se suscitaron luego del conflicto bélico. En el artículo hay imágenes y un video corto de 1918 ilustrando el proceso

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s