Los fieles amigos del cementerio des Chiens


Si alguna vez te encuentras en París y sientes el deseo de pasear, sigue la orilla del río hasta llegar a Asnières, allí existe un lugar donde, en medio del Sena se puede ver un islote con árboles. Rodeado de rejas de hierro forjado y un panoráma de veredas sombreadas y terrazas florecidas, se encuentra un grupo de pequeñas lápidas grises…“Es el cementerio de los Perros“.

En este cementerio de L´Iledes Ravageurs están enterrados más de cien mil perros amigos del hombre, y no son todos perros, hay también gatos, gallinas, monos, una gacela, dos caballos, un oso y hasta un león. Según la leyenda, la isla era un lugar de refugio para los piratas en la década de 1800…. Entramos.

Uno de los monumentos que allí se encuentran se levanta en memoria de “Barry“. El perro, esculpido al relieve en la piedra gris, aparece llevando a una niña sobre su lomo, de la misma forma que lo hizo en vida, cuando salvó a la criatura de perecer en una montaña nevada. La inscripción relata su historia…“Salvó la vida de cuarenta personas. Fue muerto por la número cuarenta y uno“.

Barry que pertenecía a los monjes de la orden de San Bernardo, pasó la mayor parte de sus siete años desafiando a las tormentas invernales en los Alpes Franceses para buscar viajeros que se habían extraviado o que, víctimas del frío, habían caído en profundos barrancos.

Cuando los hallaba, los calentaba con su cuerpo, y si estaban demasiado débiles para poder andar, los arrastraba fuera de la nieve. Después bajaba ladrando en busca de ayuda. Lamentablemente, encontró la muerte con honor y valentía. Un atardecer del mes de diciembre, Barry descubrió un viajero perdido en la nieve, el hombre, aturdido por el hambre y el frío, al ver un perro extraño cubierto de carámbanos, que ladraba y saltaba hacia él, fue presa del pánico. LLevaba consigo una barra de hierro, con la cual, enloquecido por el miedo, golpeó a Barry en la cabeza.

Aunque estaba mortalmente herido, Barry se arrastró hasta el monasterio para avisar a los monjes que había alguien que necesitaba ayuda. Los monjes siguieron sus huellas de sangre y llegaron hasta donde yacía el hombre que le había golpeado, quien, acongojado, ya se había dado cuenta de su lamentable error.

Continuando, al final del camino principal está el panteón en miniatura en el que yacen “Papillon y Turc“, dos perros policías que durante seis y diez años, respectivamente, rindieron sus leales servicios como miembros de la Liga de Seguridad Pública. En una caja de cristal incrustada en la piedra están las medallas que recibieron por salvar niños que se ahogaban, arrastrar hombres y mujeres asfixiados por el humo en edificios incendiados y poner en fuga a merodeadores, y, en dos ocasiones, mantener a raya a unos ladrones hasta que la policía llegó. Fue en una de esas ocasiones cuando Papillon encontró la muerte por el disparo de una pistola. La inscripción en su tumba dice..“Muerto en acto de servicio, 1910“.

Una gata, heroína de la primera guerra mundial, yace, junto a otros miembros de su especie, en la pequeña sección llamada, “La cuna de los gatos“. Su epitafio dice,..“A la gata X, en las trincheras sus bigotes delataban el olor del gas cuando éste se iba acercando. Maullaba tan fuerte, que los soldados se despertaban a tiempo para salvarse. Fue una chica muy valiente“.

Más adelante, sobre la lápida que cubre los restos de un perro aparece la siguiente inscripción, “Drag, 1941-1953, fiel compañero en horas trágicas, amigo querido en el exilio. S. M. la Reina Isabel de Rumania“.

Ya en una zona más privilegiada del cementerio, se encuentra los restos de un Podle llamado Moustache, el perro que acompañó a Napoleón Bonaparte durante algunos de los numerosos combates del imperial ejército galo. Su placa atestigua su lealtad,..“Al gran perro Moustache, héroe de la Armada muerto en España el 11-3-1811“.

Muchas de las tumbas que se encuentran en el cementerio de L´Iledes Ravageurs, llevan la famosa cita del gran pensador Pascal,.“Cuanto más conozco a los hombres, más quiero a mi perro“,  o otras de Víctor Hugo,..“El perro es la virtud que, incapaz de tomar la forma de hombre, tomó la de bestia“.

La tumba número 32425 es la de Rin Tin Tin, el famoso perro artista de cine, que actuó en casi 30 películas en la década de 1920.  Su epitafio ..“Una gran estrella“, un poco más luminosa que otras de tercera categoria…

Entre los hombres de letras que han honrado a sus perros enterrandolos aquí, estan Henri Rochefort, Edmond Rostand y León Daudet. A los lados de otro camino están las tumbas de animales que pertenecieron a grandes músicos y actores, tales como Saint Saens y Sacha Guitry.

Pero, todo esto no es tan sentimental como parece. Hasta 1899, París no había organizado un sistema para disponer de los cuerpos de los animales muertos. Se enterraban en los jardines o patios traseros de las casas, se abandonaban a la intemperie o se dejaban en la basura para que los traperos los tiraran al Sena. Como había un perro en casi todas las casas, esta costumbre llegó a ser una amenaza para la salud pública.

La señora Marguerite Durand y el conde Alejandro Dumas,  tomaron la iniciativa y, con otros amantes de los animales, hicieron una suscripción para comprar un terreno donde hacer un cementerio. El municipio de París se apresuró a donar la L´Iledes Ravageurs, a ocho kilómetros del centro de la ciudad. Ricos y pobres, poderosos y humildes, se subscribieron al fondo. Un famoso arquitecto, Eugène Petit, diseñó la puerta y los más conocidos jardineros ofrecieron sus servicios. El cementerio que cubre una extensión de una hectárea, es propiedad de una sociedad particular y se sostiene del precio de la entrada y de la venta de terrenos. En ningún caso las sepulturas no se asemejan a las de seres humanos y está prohibido cualquier símbolo religioso.

La verdadera grandeza no nace sólo de las gestas gloriosas que aquí se citan, estriba también en la lealtad cotidiana. Los que allí descansan, ofrecieron amistad y cariño a grandes y humildes sin distinción, a lo largo de toda su vida….

Info estraída de artículo del Herald Tribune Magazine 1964 encontrada en el baúl.

Mucha más información y fotos en Wikipedia, aquí y aquí, también en Purr n furJPJ magazine y en flickr

Si te gustan las grandes historias caninas, igual te puede gustar Lampo, el perro que tomaba trenes o quizás César, un perro a la medida del rey

Bonito cortometraje de Barbara Gordon del cementerio de perros más antiguo de Francia y quizás la primera necrópolis zoológica del mundo…

22 pensamientos en “Los fieles amigos del cementerio des Chiens

  1. No se por que pero se me viene a la mente el tema de las peluquerías caninas que en mi opinión habría que quemar.

    Tu imagínate ver la imagen de un niño hambriento y luego la de una de esas asquerosas peluquerías o simplemente un cementerio como este.

    No voy a entrar en lo valientes que fueron algunos, seguramente los menos (yo diría que uno entre 10.000) al que bien se le podría hacer un monumento en cualquier plaza pública, sin necesidad de estas historias.

    Entiendo que en ocasiones un perro puede ser el mejor y acaso el único amigo y que en otras merezcan una tumba así mas que muchos humanos, pero esta (la tumba así) debería estar preñada de impuestos destinados a luchar contra la miseria.

    Me parece exagerado el cementerio en si y una vez dicho esto es de ley reconocer la belleza que hay en él.

  2. Ya no es un islote… lo fue en su tiempo pero ya se ha unido a una de las orillas a base de meter por allí avenidas y calles (como mucho debe haber un hilillo de agua inapreciable desde la foto aérea)

    Y en buena parte estoy de acuerdo con Logio. Seguro que en París el cementerio de los “sin techo” no es igual de bonito.

  3. Pues no se, no tengo perro para valorar hasta que punto son necesarias las perruquerías caninas.
    Puede ser exagerado, y lo es, pero no creo que los males y el hambre de nuestra sociedad pasen por perruquerías o estos curiosos cementerios, que sin lugar a dudas tienen algo de negocio. Pero ya sabes que el glamour de los franceses… 😉
    Vaya pues, si que está unido Amio,.. me quedé estancando en 1964, gracias por la puntualización.

  4. Una gran entrada, como siempre.

    La verdad es que refleja un poco la ceguera de la sociedad acomodada. Pero es normal, al fin y al cabo que quieran enterrar bien a unos amigos.

  5. Ola, ola… (sip, sin hache)

    Demasiado tiempo sin visitarte, demasiado tiempo con demasiadas ocupaciones, y demasiado tiempo perdiéndome tus interesantes entradas…

    Pero la vuelta ha sido muy agradable, permíteme que te felicite una vez más.

    Recibe un muy cordial saludo,

  6. Muy interesante la entrada. Es el tipo de lugares que particularmente me gusta conocer cuando viajo. Sitios con su propia leyenda, alejados de la gran masa. Por cierto, has cambiado el diseño del blog o es que siempre te leo desde el mail?

    Saludos!

  7. Bueno… si, es que mirando las cosas desde el punto de vista de Eulogio yo es que tambien estoy de acuerdo. Yo tuve perros y siempre estuvieron bien atendidos, sus revisiones, sus vacunas, su higiene y su entorno. Siempre quisimos a nuestros perros y a todos los recuerdo con cariño, pero tambien siempre supimos diferenciar entre animales y personas…

    Yo, respeto todo y cada cual es cada cual, pero… me revuelve el alma ver que hay gente que no escatima un centimo en ciertas atenciones con su perro o gato, que dificilmente (o jamás) las alcanzaria una familia necesitada. Hasta UVIS moviles!!! casitas de perro con calefaccion… ropa de marca, comida especial… Y me viene a la cabeza la imagen del niño hambriento que dice Eulogio, o los “sin techo” que menciona Amio, o la gente que se muere de frio en la calle en invierno, o los que mendigan un plato de sopa caliente…

    Está claro que cada uno hace con su dinero lo que quiere, eso es cierto. Pero cuando se trata de dineros publicos.

    Ya te contaré algun dia lo del “cacamovil” que se compró el ayuntamiento de esta ciudad con los dineros de todos, solo para recoger las cacas de los perros que tienen por dueños a unos guarros… cuando eso se solucionaba sancionando como debe de ser y no tirando de los bolsillos de todos. Y el dinero de esas sanciones bien daba para poner un plato de sopa caliente a quien lo necesite…

    Ay! pero este no era el tema a tratar, verdad? se me ha ido la pinza 🙂

    Desde luego que desde el punto de vista de la salud, si ha sido una buena idea, en ese aspecto si…

    Un biquiño grande y mira que me he extendido hoy 🙂

  8. Uff, que manera de teclear Merce 🙄
    Quiero puntualizar varias cosas…
    Primero que el cementerio es privado y a punto de la quiebra.
    Segundo que cada cual se gaste con sus sentimientos lo que quiera.
    Y tercero que estoy de acuerdo con lo mal repartido que está el mundo y las enormes necesidades que existen. Pero creo que hay que buscar los problemas más allá de un cementerio de chuchos, París es mucho París sin este cementerio.
    Además es un uso cada vez más frecuente y normal, como comentas, desde el punto de vista de la salud. Mira este artículo…
    http://www.consumer.es/web/es/medio_ambiente/2002/09/29/52337.php

  9. Si si si, es que se me fueron los derroteros por los dineros publicos y la ñoñeria que llega a alcanzar mucha gente…

    Y aun encima vas, y hoy me plantas lo del alcalde decapitado en el otro blog jajajajajaja

    Biquiños 🙂

  10. Hola Josete, soy nuevo por aquí, me ha encantado el artículo, de verdad, se agradece ver el reconocimiento a los animales, no solo por acciones heroicas, si no por afecto, cariño, en fin, porque forman parte de nuestras vidas y nos dan la suya enterita. Y estoy totalmente deacuerdo contigo, que cada uno se gaste con sus sentimientos lo que quiera. No podemos comparar una peluquería canina con un cementerio para animales, este último no es para dejar tu mascota coqueta, es para enterrar a tu animal, el cual ha formado parte de tu vida. ¿Cuántos animales merecen ser enterrados solo por su fidelidad incondicional?,¿…cuantos de ellos han sido tirados en cunetas o contenedores?. ¿Por qué nos parece normal que cualquier persona, buena o mala (de estas hay muchas también) sea dignamente enterrada para que “descanse en paz” y cuando lo hacemos con un animal nos llevamos las manos a la cabeza y nos empezamos a cuestionar el hambre en el mundo?

  11. Hola buenas noches..

    Algo que me da mucha rabia es, escribir un comentario y que de pronto, sin saber porque, se evapore.. uff.. bueno, intentaré contarte lo ya escrito y esfumado… te decía algo así…

    Hay gente muy rara y muy excéntrica que les gusta llevar a los perros a sitio como el que dice Logio, o bien les dejan las herencias, hay de todo ..

    Creo que desde que nací tuve perros, sin embargo los dos últimos murieron de una forma cruel, Nano, en un accidente en coche, al parecer me salvo la vida al ser negro, eso dicen.. (yo iba de copiloto) y.. Pepa, la mato un coche al subirse la persona que lo conducía a la acera, iba con unas cuantas copas.. murió en mis brazos..

    Después de estas experiencias, dije que nunca más, me liberé de una serie de ataduras, ya que necesitan muchos cuidados. El cariño que les tenía era muy grande.

    De seguro, te comentaba algo más, como que los tiempos cambian, ahora ya no puedes llevar a los perros sueltos y ademas los de ahora, muerden.. antes eran más relajados, y mis perros eran felices sueltos, nunca los llevé atados, eran muy obedientes..

    El próximo día te contaré algo más… jejeje..claro siempre y cuando no se me borre el comentario..jjajaa…

    Besotes y bello amanecer…

  12. Me parece una idea interesante, que yo estaba leyendo con incredulidad hasta que he leido que se prohiben los símbolos religiosos, ahora sí que me parece fantástico, un saludo 🙂

  13. Pingback: Cementerio de mascotas en Paris | Blog Mascotas

  14. Lo inhumano es tirar a aquel que te dió mucha vida en muchos momentos de soledad a la triste basura…el perro es un ser vivo como otro y merece el respeto que cada uno le quiera dar.

  15. Prefiero muchas veces a los de cuatro patas a los de dos.Cuidar los animales sin memeces de ropas de marca etc, pero si atender a sus cuidos- siempre lo hice-Mi perrita Chata- de ocho años, fallecio y conservo sus cenizas. Una mini-pey encantadora como todos los perritos.
    Vamos a luchar por que devuelvan los politicos ladrones los dineros robados, que no hagan aeropuertos sin aviones, que no jueguen con el dinero publico, Esto es lo inmediato.España es el pais mas rico del mundo, tanto ladron y tanto tirar dinero…preocupense de esto y mas alegria no dan los animales que los politicos y ladrones.;.. esos si que causan la falta de la sopa caliente.
    No tienen la culpa los perros y g atos de la falta de sopa caliente

  16. ¿Por qué hemos de dar un valor a las personas superior al de los animales? ¿Por el mero hecho de ser personas? Nosotros no somos los primeros pobladores de nuestro planeta, ni sus legítimos propietarios. Me niego a otorgar un valor adicional a una persona por ese mero motivo, por ser una persona. Es más me fastidia mucho el tan manido argumento para acabar con nuestro planeta y la diversidad biológica, de sólo son animales, hay personas pasando hambre…¿Por qué se escandaliza del precio de una peluquería canina y no del precio de una peluquería humana? ¿Por qué no se escandaliza de los materiales tóxicos utilizados en una peluquería humana?

    Es un cementerio como ya se ha dicho privado, y en eso consiste, cada uno hace aportaciones a las causas que considera más dignas, apropiadas, o correlacionadas con su manera de pensar. Quién ha sido bendecido y ha tenido la fortuna que un animal, en concreto un perro, le haya tenido por su compañero, pues son ellos quiénes nos eligen y no al contrario, sabrá del valor de la lealtad, compañía, ausencia de reproches, disposición…

    Los impuestos no tendrían que estar tampoco destinados a acabar con la misera, sino la propia gente. ¿Por qué me han de obligar a nada? La voluntad, la ayuda al desfavorecido tiene que venir de un acto netamente voluntario, de una verdadera preocupación. Por su comentario me da a mi que quiere prohibir o grabar mucho, pero poco ayuda. ¿Es usted de esos? ¿Por qué no ayuda directamente y nos deja a los demás en paz?

    Soy compañero de un animal, y a su vez no dejo de preocuparme por mis restantes congéneres.

    Y por último, por delante de usted, y de cualquiera, siempre estará mi familia, en la que se incluyen mis compañeros peludos de cuatro patas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s