De gira con ballenas


La ballena, esa colosal criatura que quizás con los medios que afortunadamente disponemos, nadie se sorprende ante las imágenes de estos grandes cetáceos. Todo un privilegio que disponemos en la actualidad que quizás llega ha desmitificar una criatura que durante siglos ha inspirado leyendas  y como no,  grandes y voluminosos espectáculos.

La ballena se diferencia del resto de los mamíferos en que pasa toda su vida, desde que nace hasta que muere, en el agua. No hay duda que épocas anteriores, las personas que vivían tierra adentro y nunca habían visto el mar, pudieran imaginarse las dimensiones reales del extraño animal más grande del mundo.

Una criatura que acrecentó su alegoría y profundo simbolismo de monstruo, en una novela del escritor Herman Melville publicada en 1851, que narra la travesía del ballenero Pequod y su obsesiva persecución de la gran ballena blanca, (cachalote), Moby Dick.

En una época, en la que conocer nuevas criaturas y satisfacer la curiosidad del público era sinónimo de éxito. En 1913 se realizaron grandes espectáculos de exhibición de cetáceos en las pedanías de las zonas portuarias, que sin lugar a dudas hoy en día nos parecerían de lo más alocados, pero el futuro no se crea sin pasado.

Curiosamente y coincidiendo con los progresos de la taxidermia, en enero de 1935, un tiburón ballena capturado en la Isla del Fuego cercana a New York, fue remolcado 4.828 kilómetros hasta la ciudad de los Angeles. Un viaje para que los curiosos en su camino,  pudieran obtener una buena vista de las peculiaridades de la desconocida criatura. Se ha de suponer que el cetáceo fue tratado, de lo contrario podría llegar a ser un  viaje de lo más fragante.

73 años de edad, 8 toneladas y 32 metros de largo, probablemente puede ser la pieza de taxidermia más grande montada del mundo. Recientemente restaurada, se encuentra en el museo Centerport Vanderbilt del condado de Suffolk en Nueva York.

Continuando por la década de 1955, no hay duda que una nueva ballena salió de gira, eso si, la tecnología avanza y esta vez transportada en la parte trasera de un camión.

Jonah, muerta en las costas de Southport en Inglaterra, realizó la eventual gira inglesa montada en un remolque articulado, donde en un espacio abierto adecuado, los visitantes podían contemplar la gran ballena gigante.

La empresa, propiedad de un empresario escocés y un afamado pintor llamado Carl Pinder, ofrecía a los visitantes una vez pagada la cuota de entrada, el camino a través del cuerpo de la ballena, para así poder apreciar la vida natural del animal.

Fue una gira de exhibición creada por feriantes, comercializada como un evento educativo, aumentando la concienciación sobre el tamaño y la maravilla de estas criaturas,..además de los suculentos beneficios que aportaron a la empresa.

El éxito fue rotundamente internacional,..Jonah, la ballena gigante se exhibió finalmente en el puente de Waterloo. El buque atracó en el puerto de Dagenham donde fue transportada a tierra. La ballena había estado de gira por Holanda, Bélgica, Alemania y Francia, manteniéndose en buenas condiciones gracias a una planta de refrigeración interna y las inyecciones diarias de formalina…Dudoso por la foto de un gendarme a su llegada a París.

Las leyendas y la fascinación por el gran mamífero a perdurado desde que se conoce su existencia, la curiosidad de lo que pueda contener el vientre de la ballena han agitado mentes extrovertidas como la de Alexander Dabell, que en 1843 estableció una tienda de curiosidades en el vientre de una ballena, convirtiéndose en una de las atracciones más antiguas del Reino Unido.

En 1842, en la isla de Blackgang Wight, una enorme ballena había quedado varada frente a los acantilados, Alexander vio su oportunidad.

La compró en una subasta y tras ser limpiada de grasa por los Knackeryard, nombre dado a desolladores de animales muertos de la época, un oficio que perduró durante muchas generaciones,…abrió su exitoso bazar, donde Amelia su esposa le ayudó en todos los aspectos del negocio, ofreciendo así una curiosidad morbosa a los que la visitaron.

En la actualidad, hablar de este tipo de giras populosas es sinónimo de indiferencia y de mucha crueldad. La curiosidad y el interés ha dado paso a la comercialización sin escrúpulos de animales incluso protegidos.,luego, mejor hablar de historia.

Más información en BBC, aquí, aquí, en New York history, en Modern Mechanix, en Mcmahan photo, y en Boing Boing

Más fotos de la gira en París en Getty Images

Si te gustan las giras un poco curiosas y desafiantes, igual te puede gustar Un bloque de hielo para África o quizás Experimentando la ruta de Aníbal

18 pensamientos en “De gira con ballenas

  1. Hay varias precisiones que debo hacer:
    La ballena blanca de la excelente novela Moby Dick, no es una ballena, es un cachalote, emparentado con los delfines, que son cetáceos pero no ballenas.
    El tiburón ballena no es un tiburón, por lo tanto no es ni ballena, ni cetáceo ni mamífero.
    Por otro lado cometes una falta ortográfica grave repetidamente, escribes sin h el “ha” del pretérito perfecto.

  2. En primer lugar amigo Iñaki, tus dos comentarios me han llegado como spam, no suelo esconderme.
    ¿Que Moby Dick es un cachalote?..perfecto. Quizás me dejé llevar por la Wiki.
    ¿Que cometo una falta ortografica grave?..intento mejorar, no vivo de esto.
    Por cierto las correcciones la hice por estos comentarios, no por el tuyo.
    De todas formas gracias por tu aclaración.

  3. Pues no tengo ni idea Eulogio, en mi Mac el blog se visualiza perfecto, en un portátil de windows igual, en el trabajo también y he preguntado a varias personas y idem de lo mismo 😕
    Desde los comentarios dejo la pregunta…
    ¿ Tiene alguien algún problema para visualizar el blog correctamente?,…agradecería respuestas.

  4. Me alegro que no te escondas, aunque no entiendo que te lleguen los comentarios a spam… pero deber ser porque nunca entendí cómo funcionaba wordpress.
    Yo desde un PC con vista, usando Chrome, visualizo correctamente tu blog.
    Un saludo

  5. Ni idea, quizás debe ser el Akismet de wordpress, me ha ocurrido alguna que otra vez con los comentarios. Por eso los reviso de vez 😕 en cuando.
    Gracias Iñaki por tu respuesta 😉
    …me parece que mi amigo Logio tiene un problema con el baúl.

  6. Puede que llamar “ballena blanca” a Moby Dick, no sea técnicamente correcto, pero es una traducción apropiada para la novela y su contexto. Puestos a corregir, el cachalote es un odontoceti, pero “el odontoceti blanco” no es demasiado resultón. ¿Verdad?
    No olvidemos que al cachalote en inglés se le llama “sperm whale” y que la palabra “whale” se traduce como “ballena”. Si bien “ballena” solo debería usarse para la familia de las “balaenidae”, extendemos su uso a otros misticetos, como la “ballena azul”, que en realidad es el “rorcual azul”. En la lengua inglesa, por el contrario, no se excluye a los rorcuales de los demás misticetos y se usa la palabra “whale” de forma bastante indiscriminada para casi cualquier bicho marino de cierto tamaño, incluidos algunos odontoceti, que aunque incluyen “whale” en su nombre, son reconocidos como un suborden de los cetáceos. Podría enrollarme más en nombres y clasificaciones, pero creo que ya se entiende lo que quiero decir.
    En resumen, tenemos dos palabras en dos diferentes lenguas, que si bien básicamente quieren decir lo mismo, tienen un uso más o menos amplio para denominar a ciertos cetáceos. En ambos casos su uso popular no corresponde exactamente con el uso científico. El título original es “Moby-Dick or The Whale. ¿Cómo traducimos “whale” en el contexto del libro de Melville? ¿Incorporamos los conocimientos actuales y “mejoramos” la traducción? ¿Lo llamamos el odontoceti blanco? ¿Han “actualizado” los ingleses el título y ahora se llama “Moby-Dick or The Physeter macrocephalus of the cetacean suborder of the odontocete (toothed whale)”?
    Creo que lo correcto es llamar a Moby Dick ballena, aunque no lo sea, porque Melville la llama “whale”; aunque no lo sea. Es tan sencillo como eso.
    No vayamos a ser más papistas que el papa y a cambiar también la parte en la que el bueno de Ismael nos explica concienzudamente que el cachalote es en realidad, un pez.

    Un saludo

    PD: Hace mucho tiempo que sigo este siempre interesante blog y lamento que mi primer comentario tenga estilo “supertacañón”. Enhorabuena por el blog. Espero con paciente ansia el próximo artículo.

  7. Recibir supercañones como este Narrenschiff es todo un placer.
    Me alegra mucho que entiendas más allá de mi vil y burdo contexto, gracias por humanizarme.

  8. Plas, plas plas Narrenschiff. Josete es un excelentísimo contador de historias, al que no creo que se le tenga que considerar experto en todas las ramas del saber que toca. Eso es imposible. Se pueden puntualizar cosas, pero no de las formas que se han hecho otras veces por aquí. Seguro que el agradece todo lo que enriquezca el artículo, pero no que se pase de largo todo un artículo, por la falta de una precisión milimétrica en todos los datos.

    Muy buen post. como siempre.

    Salu2 y unas birras frescas

    P.D. Desde mi ordenador XP+ Firefox no tengo ningún problema para ver el blog

  9. Muchas gracias a los dos. Sólo quería aportar mi granito de arena. Me chirría mucho cuando una persona corrige a otra sobre algo en lo que no se ha equivocado.
    No termino de entender eso de “humanizarme” y “vil y burdo contexto”, pero, por si acaso, diré que mi intención era apoyar a Josete frente a Iñaki. Espero no haber sido tan torpe que pareciera lo contrario. Ni haber molestado al autor con mi “sabelotodismo”.

    Un saludo

    PD: Por si sirve de algo, con Windows XP y Google Chrome, veo el blog perfectamente.

  10. Jejeje, si ese es mi problema que filosofeo mucho y luego no se me entiende 😕
    Pues eso amigo Narrenschiff que soy humano y como todos tengo mis debilidades y como no, mis limitaciones,(que últimamente son muchas).
    En ningún momento tu comentario parece lo contrario, es claro y convincente y agradezco que lo aprecies más allá de mis erratas.
    Además estoy completamente de acuerdo. Todos sabemos la amplitud de significado que tiene el idioma anglosajón y lo explícito que es el nuestro, y claro está, en este caso vende más ballena que cachalote,..incluso para el post 😉
    De todas formas queda aquí zanjado el mal entendido con el amigo Iñaki que también tiene su parte de razón.
    Gracias también a ti Trebede, dejémoslo en aficionado contador de historias, para excelentísimas las tuyas que últimamente estas que te sales. Salud.

    PD: Pues confirmado la perfecta visualización del blog, gracias a todos.

  11. Es un tema apasionante pero a la vez de reflexión, siempre he pensado que nuestra supervivencia esta ligada a la de las ballenas, creo que si ellas mueren nosotros tambien habremos muerto, felicitaciones por el articulo….

  12. Qué buen artículo, Josete…

    Las ballenas son fascinates, tan enormes y tan discretas al mismo tiempo…, y la información que das en el artículo me parece muy original e interesante.

    Perdona que durante bastante tiempo he andado bastante perdido en la blogosfera, y no te digo mi blog

    Un abrazo y hasta pronto

  13. Pingback: Enlaces Recomendados de la Semana (Nº77)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s