La noche de los escaladores de Cambridge


Mucho antes de que el francés Alain “Spiderman” Robert se dedicara a colgarse fuera de los rascacielos del mundo, y antes también de que la escalada en roca fuera reconocida como deporte, grupos de estudiantes de Cambridge se reunían por la noche para realizar técnicas de escalada sin protección en los edificios de la universidad.

La mayoría eran amigos que habían conocido por casualidad en los edificios por la noche, o por medio de genuinos clubes de escalada. Aunque todos tenían algo en común,.. pertenecían a una sociedad tan antigua como imprudente, que seguía las instrucciones de un libro escrito por uno de los alumnos, hace ahora más de 80 años….Es,… “La noche de los escaladores de Cambridge“.

El libro, escrito bajo el seudónimo de Whipplesnaith fue publicado originalmente en octubre de 1937, y narra como los estudiantes desafían vertiginosamente, los edificios más emblemáticos de la ciudad de Cambridge. Unos actos que según ellos,  “ayudaban a comprender su interacción con la arquitectura urbana en términos espirituales“.

Y que cierto fue, ..el libro fue durante años muy buscado, sobre todo entre los estudiantes, donde se consideró como uno de las pocas guías para escalar correctamente las azoteas de los antiguos edificios de Cambridge. Algunas como el ascenso a lo más alto del King´s College, el St John´s College o la mismísima Casa del Senado, entre otras.

Este volumen de guía práctica, pasó largos años fuera de impresión, las cadenas de librerías más importantes se negaron a vender algo escrito por un grupo de estudiantes, con un desprecio temerario por su propia seguridad, y como único objetivo, el culto y el desafío de la escalada en Cambridge.

La noche de los escaladores de Cambridge fue reimpreso en 1952 y 1953.  Esta segunda edición contenía una selección de fotografías, además de un diagrama explicativo para poder realizar la fuga a través del techo, del contiguo centro comercial Marks and Spencer. Unos capítulos que comienzan por tuberías y chimeneas de rutas relativamente fáciles, para pasar a edificios más difíciles como el St Jonh´s , o el legendario King´s  College.

La policía generalmente, siempre y cuando no hubieran desperfectos, estaba muy lejos de considerar estos actos como delito. La mayoría de los estudiantes que eran capturados, eran devueltos a las autoridades de la universidad,  donde la mayoría de las veces eran expulsados,…muy a pesar de las constantes advertencias y rogativas del rector…

Un club de estudiantes secreto e imprudente que ha existido por más de 100 años,  que cuando cae la noche en Cambridge, sus miembros se pueden ver trepando por las torres y arbotantes de la universidad.,siguiendo las instrucciones al pie de la letra de la guía Whipplesnaith… Deducido queda porque hace unos pocos años se encontró un retrete colgado de un pararrayos, o la imaginación desbordante de la gran broma de altura con el automóvil Austin Seven sobre la biblioteca Seely.

Uno de los últimos misiones nocturnas, (que se sepa), y quizás ya un tanto sensacionalista,  fue la publicada en el Sunday Times el 10 de junio de 2007, donde un especialista llamado Dave Grimwade y Tom Whipple periodista del Times, emulan algunos de los trayectos reflejados en el libro, La noche de los escaladores de Cambridge, eso si, con la ventaja de que nunca podrán ser expulsados.

Más información y todas las fotos de la edición de 1952 y 1953 en Insegnation.org

También más información en The Guardian, en Sunday Times, en Times online y en Wikipedia

Ya que hablamos de alturas y quizás con algo más de lógica, igual te puede gustar El incordiante picamaderos de Cabo Cañaveral

8 pensamientos en “La noche de los escaladores de Cambridge

  1. Se que debe haber algo en eso de subir cosas, alguna satisfacción por la meta lograda, pero personalmente no lo encuentro, alguna vez he subido a algún que otro sitio con la intención de saber que se siente y nada, no he sentido nada… no es para mi.

  2. Hace poco leí “Zafarrancho en Cambridge” del gran Tom Sharpe, donde además de estas aventuras de los estudiantes relata otras ocurrencias disparatadas que llevaban a cabo estos. Como todas las novelas de Sharpe mezcla la ironía con la crítica y el humor en las justas dosis. Recomendable para aquél quiera ampliar un poco más estas andanzas.

    Otro gran artículo, Josete 🙂

    Salu2 y birras frescas

  3. Pingback: La noche de los escaladores de Cambridge | ForoProvincias.Com

  4. Joder,..hablando mal y pronto.
    Que textazo. Sin palabras, solo adjetivos.

    jajajajaja

    yo me moriría de vertigo Josete, solo de pensarlo…

    Gracias colega!!!

  5. Pingback: Enlaces Recomendados de la Semana (Nº88)

  6. Hola y buenas noches…

    Uff.. lo de la escalada no es para mi, como dice Logio… me da mucho miedo…De todas formas leerte siempre es un placer y aprender…

    Miles de besotes amigo.. cuídate mucho… muakksssssss

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s