Un robo para millones de héroes


Como una buena película, cuyo guión te viene a la mente transformado en una idea loca. En la calle principal de la ciudad de Czestochowa al sur de Polonia, en 1943, las tropas alemanas desfilaban en procesión para celebrar el día del nacimiento de su Füher. Al mismo tiempo, en la misma calle, a unos metros de la sede de la Gestapo, un grupo de valientes soldados de la resistencia nacional, se preparaban para una acción de lo más suicida. Atracar el Banco Emisor de Czestochowa, antes las mismas narices de las tropas nazi.   Esta es la historia que bien parece una película, pero que desgraciadamente no lo es.

Cuando la Segunda Guerra Mundial estalló, alrededor de 28.000 judíos vivían en la pequeña ciudad. El área de Czestochowa en las orillas del río Warta ha sido y es, una zona rica en yacimientos de minerales. En el siglo XIX con la construcción de vías férreas y carreteras la región se convirtió en un centro rico industrial. Toda la tierra que se extiende al oeste y al sur de la ciudad, fueron rápidamente incorporándose a los dominios del Reich, mientras la propia ciudad se convirtió en parte del gobierno General, dandole el sobrenombre de Tshentochau.

Los alemanes entraron en la ciudad el domingo 3 de septiembre de 1939. Al día siguiente, comenzó un exterminio de la élite intelectual de la población. Centenares de asesinatos sin una razón posible que pasaron a la historia de los polacos, como el “Lunes sangriento“.

En eso escenario dantesco de asesinatos, pronto se forjó un grupo de campesinos que aun sin pertenecer a ningún partido político, juraron sacrificar sus puntos fuertes, e incluso sus vidas en la lucha contra los invasores de la Polonia independiente. Su base de organización le permitió crear en un vibrante otoño de 1939, una inteligente organización clandestina comandada por el valiente Wladyslaw Kolacinski y dirigida magistralmente por el sacerdote de la parroquia Czermna, Feliksa Kowalika, apodado el caballo.

W. Kolacinski

La organización estaba medianamente formada. Pero atacar objetivos de las tropas alemanas podría llegar a ser un suicidio casi inmediato y a su vez ineficaz. Según el padre Kowalika la mejor forma de hacer daño a las pretensiones de Hitler era debilitar la financiación militar, y ahí el Banco Emisor de Czestochowa expropiado por Hitler, tenía gran parte de culpa. Como una máquina de constante recaudación, el Banco se convirtió en un flujo constante de dinero robado al pueblo polaco, sirviendo para sufragar las primeras campañas del imperialismo nazi en tierras polacas. Según el padre Kolacinski, este será nuestro objetivo, vaciar las inmensas arcas del gran Banco Emisor el día del cumpleaños de Hitler.

Banco Emisor

Por consiguiente, era necesario tener una imaginación verdaderamente suicida para seleccionar el banco como viabilidad de la acción. Situado en la principal avenida de Czestochowa estaba muy bien protegido. Además de poseer un sistema de cierre eléctrico, las campanas de alarma estaban conectadas directamente a la sede de la Gestapo, a unos cientos de metros de la misma avenida. Para darle más complicación a la arriesgada misión, la mayoría de las casas situadas en el perímetro, estaban ocupadas por instituciones administrativas y militares alemanas, que no en vano estarían expectantes, ante el glamoroso desfile de cientos de soldados que rendían tributo el día del cumpleaños del dictador….,el escenario y el guión era sin duda de locos.

Para la operación suicida se utilizaron: uniformes alemanes, un camión que se utilizaba para la carga de muebles limitada su velocidad a 40 km por su mal estado, 8 voluntarios vestidos con uniformes alemanes en la parte trasera, y 3 vestidos de civiles en la cabina, uno de ellos el comandante Kolacinski.

Desfile Plaza Bieganski

Alrededor de las diez de la mañana del 20 de abril de 1942, el viejo camión se detuvo delante del Banco Emisor de Czestochowa. Al mismo tiempo, en la plaza Bieganski, a unos cientos de metros, las tropas forman para comenzar el desfile militar para celebrar el cumpleaños de Hitler.

El grupo con decisión entró en el el banco. A la cabeza, los tres civiles junto con el grupo de vestidos de uniforme que pretendían ser escoltas. Con un disparo en el techo gritó Kolacinski: “Manos arriba, somos una división de asalto, recaudamos dinero en objetivo de una Polonia libre”. Rápidamente dominaron las zonas donde se encontraban las campanas de los pulsadores de alarma y el teléfono. Diecinueve personas presentes fueron invitadas a ocupar un banco en la pared. La caja fue abierta con decisión por el director Ignacy Bazylski, de la comunidad polaca, (hecho más fácil de determinar la viabilidad y rapidez de la acción).

Durante un corto periodo de tiempo, el grupo tomó todo el dinero posible en varias maletas y los bolsillos de los abrigos. Un total de 2 millones y medio de dólares, ideales para los nazis para un tipo de cambio sólido.

La suerte favoreció a los audaces. Y mientras fuera, el ejercito estoicamente rendía en un perfecto estilo alemán el día de su Füher, el grupo de la valiente organización clandestina, huía a no más de 40 kilómetros por hora en dirección a la carretera de salida de Radom.

Minutos después el personal del banco dio el aviso de alarma a la policía secreta de la Gestapo. Los potentes motores impulsados Holzgasem alemanes, pronto se dirigieron en la misma dirección. Pero los valiente guerrilla huyó hacia el bosque, para luego disolver el grupo cada uno en una dirección. Una acertada decisión que les salvó.

A pesar del gran despliegue y posterior investigación por parte del servicio secreto de la Gestapo, nunca fue recuperado el botín. Los fondos adquiridos fueron distribuidos por el sacerdote de la parroquia Feliksa Kowalika, para ayudas de las familias con parientes en prisión, y para la preparación de sabotajes posteriores.

El comandante Wladyslaw Kolacinski continuó su lucha por la ocupación alemana, convirtiéndose en comandante en jefe de la NSZ-AK. Y a pesar de su constante lucha y ser detenido varias veces, murió en los EEUU en noviembre de 1995. No olvidaré nunca con que pocos medios arriesgamos nuestras vidas, fue un robo por la libertad de millones de héroes polacos“.

Más información en Tomasz Lenczewski, en Histmag, en Wikipedia, y en Zchor

Otras historias relacionadas como Candy Bombers, bombas de felicidad o también Diamantes de la vida, un tesoro de beneficencia

11 pensamientos en “Un robo para millones de héroes

  1. Interesante artículo, lástima de mapa. Tiene el contorno de las fronteras de Polonia DESPUÉS de 1945. Durante siglos y hasta después de la 2ª GM 1,2,4,5,8 y parte de 7 pertenecieron a Alemania.

  2. No hay duda, en esas ocaciones esos hombres y mujeres fueron increiblemente valientes y arriesgados al efectuar esos robos, que en realidad no lo fueron, sino que regreso a sus verdaderos dueños, felicidades por este y todos los articulos que pongas en tu BAUL, gracias mil

  3. Gracias a Dios siempre hay heroes dispuestos a sacrificar todo, sin esperar nada.
    Como hace falta ese tipo de hombres, en este siglo entregado a la dictadura asquerosa del dinero.

  4. Hola querido amigo Josete..

    Siempre leo tus increíbles historias, a veces las leo dos y tres veces… y pienso .. luego comentaré…

    Muy interesante historia y arriesgado robo, de seguro una buena película saldría de todos esto.. si no salió ya… Me hubiese gusta ver la cara del gran dictador..

    Bueno hoy no quiero dejar pasar la ocasión para darte un besote y desearte una bella semana…

  5. Josete querido ,ojala que con la crisis depredadora que hoy prima en europa no haya imitaciones de este suceso y que algunos desesperados indignados de cualquier sitio asalten disfrazados de guardias de la OTAN al banco central europeo, o al FMI, para salvar a los heroes que estan siendo atracados por la “unoporcientocracia”, que conste que digo OJALA NO. Salu2

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s