Diario de guerra de un adolescente


En un injusto y belicoso mundo de adultos donde las guerras han sido algo inevitable a lo largo de la historia, no existe mejor argumento por la paz del que proviene de la inocente inteligencia de un niño.

Parece imposible que los menos culpables de las confrontaciones bélicas de la humanidad ofrezcan el mejor alegato pacifista desde la candidez e ingenuidad de sus diarios, sobre todo cuando sus vidas están inmersas involuntariamente en tragedia y muerte.

La historia de Petr Ginz es una de muchas inocentes vivencias de un niño de catorce años. Petr fue uno de los cerca de 135.000 judíos que fueron enviados a campos de exterminio en el Este. Como era un niño muy polivalente y activo dirigió muchas actividades entre sus adolescentes compañeros de prisión en Terezín. Estos incluyen la publicación de una revista clandestina junto con novelas y romances escritos por el mismo.

ginz_petr

 

 

 

 

 

Sigue leyendo