El temible, «Gas venenoso»


El uso de gas venenoso en la Primera Guerra Mundial fue una importante innovación militar. Los gases utilizados iban desde el gas lacrimógeno a agentes incapacitantes como el gas mostaza y agentes letales como el fosgeno. La capacidad letal del gas era limitada solo el 3% de las muertes en combate fueron debidas al gas, pero la proporción de bajas no letales fué alta, llegando el gas a ser uno de los factores más temidos entre los soldados.

Tropas de la 55 División Británica cegadas con gas lacrimógeno durante la batalla de Lys, el 10 de Abril de 1918, esperan ser atendidos por los sanitarios.

Sigue leyendo