Manned Cloud, el hotel volador.


flying_hotel.jpg

Se trata de un dirigible en forma de ballena y funcionando en base a la premisa de preservación del medio ambiente. Este extravagante hotel aéreo será inaugurado este mismo año, y funcionará con helio.

El servicio que ofrece es una vuelta al mundo en tres días a bordo de una de sus sesenta habitaciones. El viaje no tendrá escalas y será continuo, pudiendo el pasajero apreciar todo tipo de paisajes a lo largo del mundo.

interior.jpg

Este ambicioso hotel aéreo ha sido el fruto de la mente del francés Jean Marie Massaud, un diseñador francés que quien sabe porque razón soñó con un vehículo aéreo como este. Su estudio, junto al Centro de Investigación Aeroespacial de Francia (ONERA), ha llevado a buen puerto la idea, con un diseño que ha sido galardonado con el Design Observer 2008.

manned-cloud.jpg

La idea de Manned Cloud es que de la vuelta al mundo en un tiempo récord, ¡tan sólo tres días! Para lograr la hazaña, y de paso disfrutar de un tiempo de relax, el dirigible dispone de 500 metros de largo en donde los pasajeros podrán pasar un momento único, cenar como nunca lo han hecho mientras por las ventanas el blanco de las nubes los acecha una y otra vez.

Más información y fotos en De Zeen

Visita la web de su creador Jean Marie Bassaud

Vídeo del Hotel Manned Cloud:

Hotel Jukkasjärvi, vacaciones heladas.


welcome.jpg

Es el hotel más efímero del mundo. Existe mientras la temperatura no supera los 0°C, y cada mes de abril está condenado a fundirse bajo los rayos del sol regresando a los cauces del río Torne, en la Laponia sueca. Las camas, los techos, las paredes, las mesas, los sofás y hasta los vasos de su bar: todo en él está construido con nieve y hielo.

Sigue leyendo

Emblemático Empire State


No existe en el planeta ningún rascacielos tan emblemático como el Empire State Building, este gigantesco rascacielos tiene 102 plantas en sus 381 metros de altura, aunque en la actualidad no es el edificio más alto del mundo ocupa tras el más alto Taipei 101, un meritorio sexto puesto, teniendo en cuenta que fue construido hace 76 años.

stories.jpeg

El edificio nace de un pique entre los empresarios Walter Chrysler (propietario de la marca de coches Chrysler) y Jonh Jacob Raskob, (fundador de la General Motors); el Chrysler Bulding fue creado en 1930 con 282 metros, pero para entonces Raskob ya tenía en mente el edificio para superarle por lo cual eligió al arquitecto William Lamb que se inspiró en la forma de un lápiz y en las palabras de Raskob: “Hágalo tan alto como sea posible sin que se caiga“.

Sigue leyendo