Dormir con el enemigo


En los meses de Agosto y Septiembre de 1944, una vez retiradas las tropas del ejercito alemán, se produjo, una persecución y humillación de lo más peculiar. Quizás como punto expiatorio, de las iras de un pueblo que había sufrido lo indecible, o quizás como venganza de quienes habían osado «tener relaciones con el enemigo«. Fue un acto impune a los ojos del mundo.

ww2106

En las zonas francesas de Cherbourg y Rennes, fueron uno,  de los muchos lugares donde las mujeres se vieron obligadas a pagar un alto precio por ser sospechosas de presuntamente colaborar con el ejercito alemán, aunque sólo fuera por amor.

Sigue leyendo