Insomnios premeditados, historias para no dormir


La privación del sueño es una falta de sueño que se necesita para funcionar normalmente. Puede ser causada por trabajo, depresión, insomnio, estres y un largo etcétera cuya causa principal está en la raíz de nuestra sociedad moderna.

La historia del sueño se remonta a la época antes de Cristo, cuando los antiguos griegos y egipcios fueron la fuerza tecnológica líder, ellos pensaban que había significado detrás de los sueños, analizaron los símbolos del sueño en busca de las profecías de los Dioses…Aristóteles escribió, “Una persona despierta de su sueño cuando la digestión es completa“.   En realidad esto no es cierto en absoluto pero merece felicitaciones por no tratar de ignorar la ciencia hace más de 2000 años….El sueño y los sueños se convertirían en una de las zonas más investigadas de la conducta humana.

En el ámbito de la Ciencia mantenerse despierto por largos periodos de tiempo es muy útil para experimentos de sueños…Huelga decir que los efectos físicos de la privación del sueño son muy amplias y graves, de hecho si estas pensando en pasar muchas horas sin dormir, el resultado puede ser mortal.

Los científicos estudian la privación del sueño para observar la forma en que nuestras mentes y cuerpos se deterioran después de poco o nada de sueño, y así saber exactamente  por qué es vital para todos nosotros.

Algunos de los estudios más famosos implican, unos romper Records Guinnes,..(prohibido en la actualidad por peligro a la salud), otros en cambio buscando notoriedad, y por último los que intentan dar una explicación científica en un intento de liberar la mente de su refugio en la médula…Quizás en el futuro con un corte de bisturí podamos añadir 20 años más a la vida de los hombres.

Estos son algunos de los más destacados protagonistas de un insomnio premeditado…

Petter Tripp es un ejemplo claro de notoriedad, éste Dj de New York estableció un récord mundial de privación de sueño en 1959. Pasó 201 horas (8,4 días) sin dormir, la mayor parte del tiempo en una cabina de cristal en Times Square y el resto en una habitación de un hotel muy cercano, un lugar donde se creó un laboratorio para controlar sus reacciones. Fue la radiodifusión del momento, retransmitido en vivo por la WMGM de New York.

La curiosa falta produce resultados extraños. Después de tres días, Tripp comenzó a encontrar cosas divertidas que no eran nada graciosas, fue el comienzo de unas delirantes paranoias,…. Al principio eran patrones simples, como telarañas en las caras de los médicos o imaginar manchas de pintura en una mesa llena de insectos. Pero a medida que avanzaba el agotamiento, éstas se convirtieron en alucinaciones en 3d, imaginando ratones y gatos correteando por la habitación. A medida que pasaba el tiempo nada tenía sentido para él, acusó a un técnico de intentar hacerle daño, luego dijo que no era Petter Tripp, sino un impostor….,su mente comenzaba a sufrir un serio deterioro.

Ayudado por estimulantes que los médicos le suministraron llegó a su meta de 200 horas, permaneció despierto durante una hora final mientras los científicos concluían las pruebas finales, ..finalmente cerró los ojos inyectados en sangre y entró en un profundo sueño de 13 horas.

Curiosamente una vez restaurado físicamente la familia de Tripp notó una sustancial diferencia en su personalidad. Malhumorado y deprimido se involucró en un escandalo de soborno y fue despedido de su trabajo como locutor de radio, además de tener cuatro divorcios…Algunos dirían que el experimento del sueño cambió por completo la vida de Petter Tripp para siempre.

Randy Gardner batió el récord de privación del sueño a la edad de 17 años, un típico estudiante de secundaria de California se quedó despierto durante 264 horas ( 11 días), y sin utilizar ningún estimulante.

Los efectos de la falta de sueño sobre Randy produjeron cambios de humor, problemas de concentración y memoria, paranoias y alucinaciones. Después de cuatro días tenía la ilusión de que era un famoso jugador de fútbol americano, ganando incluso la Rose Bowl.

A pesar de haber olvidado todo lo que hacía, el mismo día 11 antes de caer en un profundo sueño de 15 horas, realizó una conferencia de prensa en la que habló sin arrastrar palabra alguna, …parecía estar en perfecto estado de salud después de 11 días sin dormir. A diferencia de Petter Tripp,( que utilizaba estimulantes para mantenerse despierto), no hubo informes de cualquier cambio de personalidad a largo plazo.

En la actualidad vive felizmente en su negocio de jardinería de interiores en San Diego.

En una frenética carrera por aparecer en las listas Guinnes un mes después de la hazaña de Randy, un finlandés llamado Toimi Soimi se quedó despierto durante 276 horas (11,5 días), también en 1977 la señora Mauren Weston del Reino Unido permaneció sin dormir durante 449 horas (18,7 días), comenzó a alucinar al final, pero no le reportaron efectos a largo plazo acomodada en su mecedora maratón. O quizás el intento de superar el récord de Randy en el 2007 por Tony Wright, que desconociendo la marca del resto de los frenéticos insomniadores, estableció su propio récord personal de 276 horas, pensando que sería él el futuro rey del Insomnio. Incluso recientemente el ilusionista David Blaine tenía previsto permanecer durante  276 horas, en el central Park de Nueva York, a pesar de ser reconocido por sus otras grandes proezas, nunca llegó a realizarlo.

Sin embargo si estas pensando atacar el record, no olvides que Guinness World Record ya no reconoce esta categoría de privación del sueño, ya que se cree que representa riesgos graves para la salud tanto física como mentalmente.

Pero… para los científicos la carrera del saber más y más del sueño no se limita a actos puntales y de resistencia…

El 4 de junio el doctor Kleitman y su ayudante, el graduado Bruce Richardson descendieron en la Mamuth Cave para instalarse en una caverna a 119 metros bajo tierra, donde para ellos el día y la noche en la superficie no tenía sentido. Allí vivieron un ciclo de 28 horas, dormir 9 horas cada 28 horas con una rutina normal de leer, comer, dormir, escribir y caminar.

Después de 32 días naturales subterráneos tan sólo Richardson se adaptó al estirado ciclo natural, el doctor Kleitman quizás por la edad sufrió lo indecible aferrándose a la franja horaria de 24 horas. Esto indicó que la capacidad de romper el ritmo de 24 horas era posible, y varía con diferentes individuos.

Un trabajo mucho más elaborado y minucioso fue el que protagonizó el francés  Michel Siffre en 1962 en el abismo de Scarrasson al sur de los Alpes, que ya se trató en un anterior post.

Segun Matthew Walker, director del Laboratorio de sueño y Neuroimagen de la Universidad de Berkeley en California, los seres humanos pasan un tercio de su vida durmiendo. El sueño es fundamental, en una serie de estudios llevados a cabo con ratas, éstas se mantuvieron despiertas indefinidamente, después de sólo cinco días comenzaron a morir. De hecho, el sueño es tan esencial como los alimentos, porque se muere tan rápido de la privación de alimentos como de la privación del sueño. Además hemos descubierto algo mucho más revolucionario, “la parte emocional del cerebro es mucho más activa en caso de privación de sueño, luego la falta de sueño mejora la memoria para el día siguiente“.

…Buenas noches señores.

Más información en Wikipedia, en Apophenia, en Man From Mars y en Wiki Brown

Más experimentos en el espacio en CSA Ciencia

Curioso  y terrorífico artículo sobre experimentos rusos del sueño en Suniforum

10 pensamientos en “Insomnios premeditados, historias para no dormir

  1. “la parte emocional del cerebro es mucho más activa en caso de privación de sueño, luego la falta de sueño mejora la memoria para el día siguiente“.

    ¿Estamos seguros de esta afirmación? emoción y memoria están relacionadas pero no son lo mismo…

  2. Mi récord de tiempo si dormir creo que fueron unas 52 horas y puedo asegurar que me produjo muchos desvaríos de humor, aunque mucho tenía que ver el aguantar a la gente ya que fueron trabajando. La consecuencia que también tuvieron esas horas sin dormir, fueron mi récord de 23 horas del tirón seguidas.

    Yo tampoco a cabo de entender la relación que establace en la última conclusión entre horas sin dormir y memoria para el día siguiente. Al menos las dos veces que lo hice en exámenes de los que tenía que aprovechar al máximo las horas de estudio, a la hora de hacerlos creo que de lo que peor me acordaba era de lo estudiado la última noche. Será cuestión de investigar un poco más.
    Gran artículo.
    Salu2 y birras

  3. Pingback: Insomnios premeditados, historias para no dormir | Jonéame

  4. La relación entre atención y sueño es inversamente proporcional, a mayor sueño, menor atención. La atención está relacionada directamente con la memoria, por tanto la afirmación es bastante atrevida diría yo.
    Un saludo

  5. Ya veo que ningun español lo ha intentado y es que aqui hay autentica cultura por la “hora de la siesta” :)

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s